Año tras año se da la bienvenida al año nuevo lunar bajo el nombre de “año nuevo chino” y por lo tanto bajo el paraguas de la cultura china. En Barcelona se festeja con varias actividades músico-teatrales y un desfile donde se exhiben elementos culturales tradicionales. Como elemento innovador en el año pasado, se convocó a diversas entidades de barrio (no únicamente de personas de origen chino) y se introdujo con mucho éxito la gastronomía china. 

Estas propuestas de actividades surgen primordialmente de las asociaciones de personas migradas de origen chino que tratan de promover un acercamiento cultural compartiendo su riqueza con la cultura hegemónica. Cuentan con la colaboración y apoyo del Ayuntamiento de Barcelona, Casa Asia y profesionales que trabajan en el barrio de Fort Pienc.

Sin poner en duda el valor que aporta a la comunidad en sí en tanto que se trata de un acto de visibilización de sus identidades culturales, es importante entender que la diáspora china es muy diversa en sus expresiones identitarias y, por lo tanto, es importante promover espacios alternos donde tengan lugar otras voces de la diáspora. Por este motivo desde Catàrsia organizamos esta mesa redonda, para generar un espacio de reflexión y diálogo, hablando desde nuestras trayectorias personales diversas.